Querida Princesa

la_dama_leyendo_una_carta_www_31Mi querida princesa:

Después de tantos años en el que nuestro amor se fue acrecentando, tantos años de tu boca y tu piel, ahora tengo que escribirte por un motivo que siempre temí que sería mi infierno.

Siempre, amada mía, he sido fiel a tus ruegos, siempre he acogido con agrado la pasión de tus besos y he respondido con semejante fuego al contacto de tus manos con mi pecho. ¡Nos hemos amado tanto! He deseado lo mejor para ti y has deseado lo mejor para mí. Nos fuimos recíprocos y leales.

Pero en un momento comencé a sospechar que había algo más entre nosotros dos, un motivo que nos distanciaba, que hacía sentir esa pasión diluirse y esfumarse como nuestros besos que a partir de allí dejaron su perfume en el pasado.

Ese puñal que guardo en mi vientre, clavado con el dolor de quien es engañado debes sacarlo tú, debes desentrañarlo con la verdad. ¿Por qué me has hecho esto? Tanto dolor hay en mí, tanta pena de sentir que eras tan mía y que ahora no soy de nadie.

Esa maldita sospecha que como un intruso se alojó en mi corazón y que carcome los días de mi vida restante. Ahora sé bien que estás con él y que mis ruegos son estériles cuando te reclamo atención, cuando me obligás a ponerme en víctima sólo para obtener unos segundos de tu mirada o de tu voz.

Sabía que esto ocurriría. Te veo con él, abrazados los dos. Debo mirarte y guardar mi odio. Eras tan mía, mi princesa. Y ahora es él quien te besa frente a mis ojos y se burla de mi impasividad. Te veo mirarlo a sus ojos y verte reflejada en él. ¡Cuánto amor que hay allí! El mismo que algunos años atrás se había grabado en nuestros corazones. Tan rápido me borraste, tan rápido tus pupilas encontraron otras.

Pero al llorar a solas comprendo que es lo mejor para nosotros dos, para nuestra vida. Así es nuestra existencia, está cargada de pequeños hechos que obligadamente nos hacen sufrir a cambio de nuevos pequeños hechos que nos harán reir.

Sufro y sufriré por no tenerte para mí, princesa mía. Pero me alegra poder observarte con él, con su mirada chocando con la tuya, con vuestros labios que se besan mutuamente, con sus brazos que se anudan en un cálido apretón. Me alegra ver el amor que se tienen y deseo que se amen mucho y por siempre.

Me alegra ver como lo amas, a él, a tu hijo, a nuestro hijo, mientras él te besa y se refleja en los ojos de su madre. Esa es la única pasión para mí. Es la nueva puerta de la vida que se abre y aunque no te tenga para mí sólo, me hace el hombre más feliz de este mundo.

Tu príncipe.

 

Anuncios

5 Responses to Querida Princesa

  1. Anette dice:

    Clap Clap Clap!!
    Me imaginé un poquito el final, pero me encantó igual…
    Un beso,
    Anette

  2. Será que así se sienten los hombres…?

  3. xavier dice:

    Muy bueno. Entré en la historia de principio a fin.

  4. Anette dice:

    Te extrañamos Sebastian, volvé !!
    Saludos,

  5. roberto dice:

    exactamente asi me sentia yo tan desplazado… lejos en algun rincon de la casa …trataba de ayudar en todo lo que podia pero ¡cuan dificil me resultaba! y para colmo eran dos…hermosas criaturas..¿como hacer para llamar su atencion? era imposible..y pasaron varios años hasta lograrlo ahora me considera un poco mas…pero fue hermoso y valio la pena…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: