Universo Gemelar – Parte I

270px-torres_gemelas1El día de mi cumpleaños del año 2003 recibí el mejor de los regalos que seguramente tendré en toda mi vida: me enteré que iba a ser padre. Siete días después, el 13 de Diciembre, descubrí que la palabra “mejor” quedaba corta: iba a ser padre de gemelos. Si ya era una gran noticia mi paternidad, por errores de la naturaleza me había tocado ser el doble de feliz. Por eso, a diferencia de los regalos repetidos que uno corre a cambiarlos al día siguiente, estos regalos repetidos todavía los tengo en casa.

Y a partir de esa noticia comencé a preguntarme, hasta el día de hoy, cómo es el mundo de los gemelos, qué sensaciones pasarán por ellos cuando ven a un espejo en su hermano. Me pasé los siete meses de embarazo mirando las ecografías que parecían un canal porno sin decodificador y tratando de encontrar respuestas que me preparen para este nuevo cosmos.

Me genera mucha vacilación saber qué sienten ellos. Realmente no sé lo que perciben. A veces se lo pregunto porque a sus 5 años ya podemos intercambiar ideas, algunas filosóficas y algunas pelotudas. Me pongo a veces en su lugar y me surge brusco un hormigueo al pensar en la posibilidad de tener un hermano gemelo.

¿Qué harían si mañana se enteran que tienen un hermano gemelo? ¿Qué pasa si hallan a alguien igual a ustedes con la misma carga genética? A los mellizos los descarto porque su ADN es distinto, son como las copias coreanas, parecen pero no son. Horrible sería ver que ustedes laburan en una oficina, con un sueldo regular, tienen algunos problemas familiares, económicos, bah, como todos. Y de golpe su hermano o hermana gemela trabaja en una oficina de Puerto Madero con un puesto gerencial y la vida le sonríe. Es peligroso encontrarse con una versión mejorada de uno mismo.

Así pasa con mis hijos. Y ocurre, en efecto que cuando alguno hace una cosa, por ejemplo, tomar un Nesquik, el otro toma hasta donde lo hace su hermano. Ellos se cuidan de no adelantarse y triunfar en la vida más que el otro. No porque sean buenos entre ellos sino porque no quieren darle la posibilidad de que el otro los supere. Es difícil pero temo que es así.

Si yo fuera gemelo y mi hermano se corta el pelo de un modo tal que le quede bien, es probable que modifique mi pelo y mi forma de peinarme para que sea como la suya. Y así con todas las cosas de la vida. Por eso los gemelos son tan idénticos. Se emulan recíprocamente.

Lo cierto es que a partir de ellos mi modo de pasar a la historia fue mucho más sencillo y austero que el de otros grandes hombres. Descartes es conocido por el padre de la filosofía moderna, Alfonsín es conocido por ser el padre de la democracia. Yo soy conocido por ser el padre de los gemelos. Es evidente que ya perdí toda identidad y ya nadie se acuerda de mi nombre. Si me presentan parecen obviar todo lo que pude haber hecho antes y mi mérito se reduce a que la naturaleza partió accidentalmente un cigoto fecundado que yo preñé.

Me imagino que a futuro los problemas (o no tanto) serán otros: cómo harán para distinguirse entre ellos, cómo evitar que sus novias no terminen enamoradas de su hermano o, simplemente, que la gente los confunda por la calle. Espantoso debe ser ir por la calle y que alguien se te ponga adelante, te abrace, te pregunte cómo andas, qué hacés por acá o cómo te está yendo con el arreglo del piano cuando en realidad todo eso lo esta haciendo tu hermano. Tenés que tomarte dos molestias: primero explicarle a esa persona que no sos tu hermano y segundo avisarle a tu hermano que un salame quería saber cómo iba el arreglo del piano y le manda saludos.

Yo ya estoy acostumbrado a tener dos hijos gemelos pero noto que mucha gente (incluidos mis familiares muy cercanos) está todavía maravillada por este universo lleno de aparentes misterios y de esfuerzos de crianza sobrenaturales. Y estas curiosidades generan un elemento destacable del particular sistema gemelar.

Como a los chicos mucho no le pueden preguntar, la gente nos pregunta a nosotros los padres. Y esos interrogantes importunos, bien de vieja de barrio, están planteados desde la ridiculez. El ranking lo encabeza la consulta de si ellos, mis hijos, tienen poderes para comunicarse. ¿Es verdad que si uno siente algo, el otro siente lo mismo?, me preguntan. No, señora.

De a poco le agarré el ritmo y comencé a burlarme un poco de las inquisiciones. Ante la pregunta: ¿Son gemelos? Le contestaba: “el sí pero el no” y observaba la cara de las personas que abrían grandes los ojos, se retiraban lentamente con un “aaahhh”. Y no preguntaban nada más.

Después está la explanación picarona de aquel que quiere hacerse el gracioso y les dice (o me dice): “Estos van a cambiarse las minas cuando sean grandes”. ¡Qué tierno!

¿Y vos los reconocés? ¿Cómo hacés para darte cuenta cuál es cuál?, suelen indagar también. En realidad son muy pocas las situaciones en las que los confundo. Fundamentalmente en la oscuridad cuando de noche viene alguno y se mete en la cama. Yo lo abrazo, le hago un lugar y nos dormimos. Pero no sé quien es. No hay una cualidad táctil para identificarlos.

También los confundo cuando estoy enojado con ellos. Tengo un 50% de posibilidades de acertar y no atino. Pero esto último ocurre con casi todos los papás. Nunca aciertan el nombre cuando están enojados (si están poco enojados capaz la pegan, pero invadidos por la furia le erramos siempre).

Cuando eran recién nacidos nos equivocamos bastante. El día que todos mis familiares y amigos los conocieron (y luego de que todos se fueron) nos dimos cuenta con mi mujer que los estuvimos presentando con nombres invertidos. ¿Les incomodará eso a mis hijos? En unos años lo sabré.

Más allá del atolladero de ser padres gemelares, el mundo de los gemelos es fantástico, sorprendente, casi rozando lo milagroso. Es de conejos y de perros tener más de un hijo simultáneamente pero no de seres humanos. Una madre puede atender a un hijo a la vez y un padre debería aprender a ser tal con un hijo por vez. Pero en mi caso me llena de placer y de orgullo haber debutado haciendo doblete, cambiando dos pañales al mismo tiempo y logrando la acrobacia de preparar dos mamaderas o bañar dos chicos juntos sin que se me ahogue alguno.

Es fabuloso observarlos y entrar por un rato en este universo de variables infinitas, de relaciones misteriosas y potencias ignotas. Un universo de dos bocas iguales, cuatro ojos iguales, dos manos iguales, dos piernas iguales y dos corazones distintos.

Anuncios

17 Responses to Universo Gemelar – Parte I

  1. Anette dice:

    Sebastián:
    Me encantó lo que escribiste. Sabía que eras padre, pero no que eran gemelos.
    Por mi parte, tengo un presentemiento muy fuerte de que mi primer embarazo va a ser múltiple, no me preguntés por qué, pero cada vez que pienso en mi como madres, me veo con dos hijos igualitos entre si.
    Tus palabras me animan a seguir pensando así. Eso de ser “doblemente feliz” me encantó…
    Felicitaciones !!!
    Anette

  2. Diegote dice:

    Muy bueno. Te tomaste unos dias para escrbir, no? Jeje. Muy lindo y me imagino el quilombo que debe ser con los dos.
    Saludos

  3. gavilandia dice:

    Anette: Ojalá que te toque ser madre de dos a la vez (y más también). Es difícil pero muy lindo tambien. Cualquier cosa avisá que hay varias recomendaciones para aliviar la tarea. Saludos y Feliz Navidad!

  4. 1. Pavada: la nominación es un recurso identificatorio que requiere de cierto equilibrio. No se puede darle el mismo nombre a todo el mundo, porque en ese caso, ya no identifica dado que si “Romualdo” se refiere a 2mil millones de personas, no es util para su fin; tampoco puede existir un nombre diferente para cada uno, pues sería imposible ya recordar todos los nombres antes que asociarlos con la cara correcta! Por eso se mantiene sierto equilibrio cósmico y hay una cantidad moderada de Juan Albertos, de Rosas (me refiero al nombre de persona), de Sebastianes. Sin duda, “padre de gemelos” dentro del círculo más cercano, refiere inmediatamente al nominado ya que son menos frecuentes que “Sebastian”.

    2. Interesante la teoría de la reciprocidad. Mi amigo “Melli” cuando era chico fue a mi cumpleaños, pero su hermano no pudo venir. Mi mamá le regaló un turrón. Él lo cortó al medio y guardó la mitad para su hermano. Ese gesto magnífico, ahora me parece menos bondadoso después de leerte. Inmediatamente pensé en los relatos de ciencia ficción en los que alguien puede saber lo que otro piensa. La desventaja del “leído” es enorme, carece de intimidad y se vuelve tan transparente ante el “lector” que un poco asusta; imaginen si además es recíproco. Adhiero a la tesis del pacto bilateral.

    Un gusto haber llegado hasta tu blog. Saludos.

  5. xavier dice:

    A mis vecinos les anunciaron trillizos y casi se mueren. A los días les dijeron que eran mellizos y casi se mueren.

  6. Silvia dice:

    Sebastian: Muy lindo lo que escribiste, habría que preguntarles a los gemelos “grandes” tus dudas, tengo sobrinas gemelas de 19 años y si bien han sufrido mas de una equivocación por parte de los demás, te puedo asegurar que cada una de ellas tiene su personalidad y sus gustos muy distintos. Más no te pudo decir
    porque yo tengo mellizos
    Besos

  7. Carolina dice:

    Hola Sebastián!!
    Me encantó leer toda la historia, te cuento que yo soy gemela, tengo una relación mas que hermosa con mi hermana, me reia mucho de lo que contabas, sobre las preguntas tontas y ridiculas que te hacen, pobres tus hijos deberán afrontarlas en el futuro pero tienen que agradecer que tienen padres inteligentes que les enseñan como contestar… te cuento que mi mamá nos vestia muy iguales y cuadno nos paraban en la calle, ella, llena de orgullo
    nos mostraba y nos sometian a esos cuestionarios, fue mi abuela la que tuvo la brillante idea de una contestación inteligente a la pregunta “quien es quien?” y ella nos enseñó a decir “yo soy yo y ella es ella” la gente se rei pero medio incomoda y no preguntan mas.
    El vinculo que tendran tus hijos es algo que no es facil de entender, mi hermana y yo, hoy ella mama de Santino de casi 4 años y yo embarazada de Mia, de 23 semanas, tambien te cuento que la vida me regaló un año atras la maravillosa experiencia de ser madre multiple, tambien de gemelas, pero lamentablemente nacieron muy prematuras y fallecieron dos dias despues de nacer, Sofia y Camila,
    mis hermosas hijas que hoy me ayudan y me dan fuerzas para traer a Mia a este mundo.
    Cuando supe que estaba embarazada de gemelas no podia disumular mi emocion, y no podia entender que algunos conocidos me decian, “estas tan contenta? yo me muero” pero yo no, yo adoro a los gemelos/as, siento que nadie te entiende como ese hermano/a, lo se por experiencia, no hay nada mejor…
    Bueno se me hizo muy largo, si queres despues te cuento mas cosas de los gemelos, por lo menos de mi experiencia de 34 años!

  8. Marisa dice:

    sebastian… me encanto!!! la verdad a mi tambien me sacan de quisio esas preguntas tontas de la gente,en especial la de “no te los confundis??”.. jajja… y bueno, para ellos son iguales, incluso mi mamá se los confunde… y eso que vivimos juntos! pero es imposible confundirse su caracter, sus gustos, incluso sus voces… vos decis que te los confundis de noche… yo ni eso! porque cada uno ya adopto “su lugar” en “nuestra” cama, y no falta una noche que se pasen, y Alan se acomode en los pies para que no nos demos cuanta y Alan se nos meta entre nosotros… jaja me encanto haberlo leido, y segun vi esta solo es la priemera parte… espero
    ansiosa la segunda!!

  9. Ivana dice:

    Me encantó lo que escribiste, yo tengo mellizos y si bien me preocupan temas como la identidad “en bloque”, creo que en el caso de los gemelos esas historias se incrementan y sobre todo porque a todos nos fascinan los múltiples, sobre todo si son casi iguales. Y sí, me imaginé qué sentiría si encontrara que tengo una gemela, lo que no me imaginé es que era mucho más exitosa, flaca y menos arrugada que yo la infeliz!
    En cuanto a comentarios estúpidos, me molestan especialmente estos dos: Los mellizos se potencian! y ¿Cuál es el más travieso? además de otros miles de “cuales”.
    Besos

  10. Betta dice:

    Soy mama de mellizos ,pero hija de un padre gemelo de 70 años.
    Tienen una conexion increible.
    Historias de ellos,miles y de todos los colores, de chicos, de grandes, pero todas fabulosas. Es genial escuharlos cada uno su version y todavia juegan a hacerce pasar uno por el otro hasta con sus nietos!

  11. Silvia Sconsevik dice:

    sebastian soy mama de gemelas de 4 años, me encanto!!!! la verdad es lo que siento…yo no debute con gemelas tenia uno de 2 años, Juani, pero siento que es una experiencia unica y maravillosa…tan iguales y tan distintas…Alma y Rochi… mis princesas…

    De chica tenia amigos gemelos y me rompia la cabeza pensando que se sentira tener un hermano gemelo..se ve que hice mucho esfuerzo o Dios me vio muy preocupada y me mando a mis gordas para encontrar respuestas…

    Preguntas tontas…ufffff…las peores..te cuento: ..que inconsciente esta mujer tener dos bebes tan seguidos!!!!… jajaja…tenian 8 meses y su unica gran diferencia era 200 grs en el peso…
    La otra… vestidas de rosa y aro…. que suerte te llego la parejita…a lo que conteste….no..esta es travesti….

    Me gusto mucho leerle… pusiste en palabras mucho de lo que siento

    Gracias
    Besos

    Sil

  12. Maria del Carmen dice:

    Me encuentro toatlmente identificada con esta histiria, ya que soy madre de pricedad gemelas de 3 años. Pero a diferencia tuya que desde el engendro hasta hace exactamente 3 meses y 9 dias cimpartia todo con mi marido habiamos llegado a tener la felicidad completa con las chiquitas pero el fallecio en la madrugada del 7 de octubre del 08 de muerte subita su corazon hizo que se durmiera para siempre, no desperto mas. Hoy me encuentro cumplendo todas las funciones y mas.
    Es maravilloso tener estos soles que hacen que siga viviendo, de no ser por ellas desearia estar con el.
    Cariños

  13. paz dice:

    HOla! me encanto tu forma de poner en palabras esas cosas raras que sentimos los papas de hijos mulitiples!! son emociones que muy pocas veces uno sabe explicarlas….yo tengo un primogenito llamado gonzalo y dos bellezas que este lunes cumplen 3 años: Bianca y Fiorella….y si!…tambien coincido con vos en que esas preguntas que nos hacen son densisisimas! una vez una persona me pregunto: y cual es la gemela mala? por que viste que siempre hay una gemela mala… (casi me muero), tambien sufri esos comentarios inoportunos de : vas a tener 2?! y estas tan contenta?! yo estaria abriendo una cuenta en el banco….. decile que cuando las vengan a conocer te regalen un pañal cada uno… y bla bla bla bla. Cosas que no se por que la gente dice como si se estuviera refiriendo a dos cargas pesadas de soportar….yo no se vos, pero no les pasa a los padres multiples que atender a los gemelos (o mellizos, no hablo de trillis o mas por que no es mmi experiencioa) que cuando estas con bebes, es algo natural atendenderlos??, quiero decir: no es nada costoso terminar con uno y empezar con el otro, no me se explicar tan bien como vos! lo que intento decir es que mas alla del cansancio fisico que insume atender a los bebes, es totalmente placentero cuando los ves cambiados, comidos, bañados, durmiendo….o cuando los ves corriendo, jugando, riendo….y que ya son mas grandes, y que no te alcanzan las manos para agarrarlos en la calle o atajarlos cuando se tiran del tobogan, o cuando salen del jardin y te besan y se te cuelgan del cuello y te empiezan a contar todo lo que hicieron!eso es maravilloso!!!! por eso en vez de recordar esas malas ondas que nos llegaban cuando esperabamos nuestras princesas, me quedo con el recuerdo de cuando nacieron y las llevamos a vacunar antes de salir del hospital, nos llovieron bencidiciones de amor y felicidad de un monton de gente que noi siquiera conociamos!En el ascensor, en los pasillos en el vacunatorio, en la nurse y en cada lado que ibamos con las bebes nos preguntaban las clasicas: como se llaman? cuanto pesaron? cuanto tiempo tienen? per tambien nos decian: que Dios se las bendiga….es un milagro!…..mucha suerte y felicidades, y si….esas predicciones fueron mas fuertes que las anteriores y te puedo decir que somos una familia de 5…con sus lios y complicaciones (porque los remises, por ejemplo, no llevan a mas de cuatro o sea que cuando salimos es colectivo o caminar!!!! con todos los bartulos colgando !!!!) pero inmensamente FELICES!!!!!!! Cariños!

  14. Daniela Martelli dice:

    hola Sebastian , yo tambien tengo gemelos de 4 años y casi 7 meses , nacieron el 14 de julio del 2004 , y son como vos describis , iguales y distintos , me encanto lo que escribiste , por supuesto me encanto tambien tu pagina , te mando un beso ,

    besos

  15. lrena dice:

    me encanto, realmente son pregunts que se nos atraqviesan como apdres de mellis, genial tu forma de plasmarlo

  16. Carina dice:

    Muy interesante tu manera de expresarlo. Y graciosa. Como madre de mellizos varón y mujer, me incomodó tu comparación con copias coreanas, que parecen pero no son. Era un chiste, pero me sentí descartada. Nosotros también vivimos la maravillosa experiencia de todo por dos. Es inexplicable y única. Y nos hacemos expertos en actuar por dos, pero con todas las diferencias que implica que sean personas diferentes, gran obviedad.

    Me gustó mucho tu sensibilidad de papá
    Besos
    Carina

    • gavilandia dice:

      Mi comparación no buscó incomodarte. Lo que ocurre es que con los mellizos (más si son varon y mujer) la gente, creo, no los confunde tanto como en el caso de gemelos y hay ciertas preguntas que no hacen. Pero desde ya descarto que el esfuerzo de la crianza doble ha sido seguramente superlativo. Y en eso te entiendo.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: